adspace-728x90

Agua llega por fin a Santo Tomás y Acoyapa

Natividad López, una mujer de 45 años, ya no tendrá que madrugar con el fin de almacenar agua para los próximos 15 días. Tampoco hará fila por llenar un balde desde una pipa, dejará de pagar 350 córdobas por cuatro barriles del vital líquido y, aunque suene increíble, en su casa ya no habrá un calendario de los días en que podrán bañarse.

Su casa podrá ser limpiada todos los días, dejará de usar letrina y tomará agua las veces que quiera del grifo de su cocina.

Entradas Relacionadas