adspace-728x90

En un hotel de Japón, los recepcionistas son robots

En este hotel de los suburbios de Tokio, el ambiente es a primera vista extrañamente tranquilo. No hay nadie en recepción, pero cuando el visitante se acerca es acogido por una voz grave y metálica.

Dos dinosaurios, que parecen salidos del Parque Jurásico, tocados con un quepí de mozo de equipajes, surgen de pronto, alertados por un detector de movimientos, e invitan al cliente a registrarse en una pantalla táctil.

La interacción es muy limitada y el objetivo es sobre todo lúdico en este establecimiento, oportunamente llamado Henn na, literalmente «Raro», donde los peces del acuario son también robots, o más bien pequeños artefactos articulados cubiertos de lucecitas intermitentes.

Entradas Relacionadas