adspace-728x90

semifinales de la Champions.

A simple vista, la derrota del Barcelona fue imperdonable. Siendo considerado el equipo de Valverde el más difícil de vencer en todos los torneos, pese a sus constantes cortocircuitos, es natural preguntarse entre los escombros de esa derrota imprevisible, ¿cómo malograr una ventaja de tres goles aun jugando de visita con un equipo teóricamente inferior y realmente con la soga al cuello, tal era el Roma cargando con un 4-1 adverso? Solo podía ser posible consecuencia de un derrumbe estrepitoso, y exactamente, eso fue lo ocurrió.

Entradas Relacionadas