adspace-728x90

El show de Curry

Durante tres años consecutivos, en los juegos de finales en la NBA, no hemos visto desbordes realmente estremecedores de Stephen Curry. Antes del domingo por la noche, quedaba para el recuerdo su incidencia en el cuarto duelo de la serie del 2016, siempre contra los Cavaliers de LeBron.

Los Warriors habían ganado sus dos juegos en casa, pero víctimas de la furia de James, perdieron por 30 puntos el tercero en Cleveland. Quizás no era para asustarse, pero revisando mi crónica de ese juego, en el inicio del último cuarto, con solo dos minutos de recorrido, un doble de LeBron adelantó a los Cavaliers 83-81 y la posibilidad de forzar el empate 2-2, adquirió forma. Fue entonces que apareció Curry y completó una actuación de 38 puntos con par de dobles, su séptimo triple del juego y seis tiros libres, para terminar deshilachando al equipo de Cleveland en una victoria 108-97.

“Me sentí lo máximo”, dijo Curry ese 10 de junio, antes de sentirse destruido cuando, aprovechando un crecimiento desproporcionado del “Monstruo” James, los Warriors, que venían de establecer el récord asombroso de 73 triunfos, fueron derrotados tres veces consecutivas para perder el botín.

Entradas Relacionadas