adspace-728x90

Yanquis, más fieros

El picheo de Masahiro Tanaka y el punch yanqui descargando tres jonrones, uno de Aaron Judge y dos de Gary Sánchez, le dieron forma a una victoria por 6-2 que golpeó en la mandíbula a los Medias Rojas de Boston nivelando la electrizante e impredecible serie por el boleto para disputar el banderín de la Liga Americana, 1-1.

Después de quedar demostrada la inutilidad en este tipo de batallas del zurdo David Price, un ganador del Cy Young, quien salió con su brazo hecho astillas sin poder sacar el tercer out del segundo inning, los equipos que han confeccionado la más encendida rivalidad en las mayores, enviarán hoy a la colina de los infartos a Rick Porcello por los Medias Rojas y Luis Severino por los Yanquis, en busca de adelantarse.

El crecimiento de los Yanquis en Nueva York es llamativo durante los juegos postemporada. En el 2017, derrotaron a Minnesota en el duelo entre comodines y continuaron con dos victorias sobre los Indios, agregando tres contra los Astros en la serie por el título de Liga, antes de ser vencidos dos veces en Houston.

En este 2018, abrieron eliminando a los Atléticos con todo y su sabermetría. Una racha de siete victorias que con Severino, más el impresionante bullpen y el punch tan productivo, los Yanquis, pretenden extender hoy empujando a los de Boston contra las cuerdas. En seis de las siete victorias en casa, los Yanquis han anotado por lo menos cinco carreras, con dos registros de siete y dos de ocho en alardes de agresividad.

Entradas Relacionadas