adspace-728x90

nicaragüense llegó a Costa Rica a cortar caña y hoy construye casas

Francisco Chévez creció entre cañaverales, en el seno de una familia pobre, pero trabajadora. “El dinero se gana con sudor”, le decían sus padres.

A los 14 años migró hacia Costa Rica en busca de mejores salarios, y encontró oportunidades que le permitieron pasar de cortador de caña y café a empresario. Hoy es propietario de dos constructoras que facturan hasta US$5 millones anuales, también es propietario de una microfinanciera.

Entradas Relacionadas