adspace-728x90

Calderón salió de la banca para conectar dos imparables

En Panamá, Jilton Calderón está viviendo un sueño. A sus 30 años, sin nunca haber sido firmado por ninguna organización de Grandes Ligas, el oportuno bateador zurdo de la Selección Nacional y de Carazo en el Germán Pomares, se convirtió en el principal protagonista de la victoria de los Toros de Herrera 8-7 sobre Puerto Rico, en la Serie del Caribe.

Calderón salió de la banca para conectar dos imparables, el segundo un doble clave en el noveno episodio, remolcando dos carreras que le dieron vuelta al marcador 7-6 a favor de Panamá. Posteriormente anotó gracias a un imparable de Córdoba que aumentó la ventaja 8-6 en ese momento.

“Mucha gente me preguntó en Panamá por qué nunca me habían firmado. Mi padre me dijo que era un buen bateador y mira que me han salido los batazos a la hora oportuna. Mientras me den la oportunidad, daré lo mejor de mí por Nicaragua”, dijo Calderón en una entrevista concedida al colega Miguel Mendoza, de Doble Play.