adspace-728x90

Indignación en la Iglesia

“Matemos obispos”. El mensaje circuló a la velocidad de la luz, una vez que fue publicado por un presunto miembro del Frente Sandinista de Estelí en la red social Twitter. Ciudadanos, líderes estudiantiles, sociales y religiosos rechazaron su contenido.

Este episodio es solo uno de los ocurridos durante el fin de semana que han tensado aún más las relaciones entre la Iglesia y el régimen sandinista. Abundantes fotografías y fotos colectivas desafiantes, de miembros del FSLN, de la sandinista Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, de la ciudad de Estelí, maestros afiliados a la también sandinista ANDEN, circularon también en las que se les ve destrozando a golpes piñatas con la imagen de un sacerdote vestido con sotana negra.

Los actos descritos antes, que han merecido el repudio nacional, fueron hechos en parques públicos, reuniones bajo techo y barrios de la ciudad de Estelí. El mensaje dejó de ser subliminal cuando los simpatizantes del Frente Sandinista llamaron a “matar obispos” o bien a sacerdotes.

Una de las condenas más duras de ayer domingo la hizo el Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo de Managua, al concluir la eucaristía celebrada en el Colegio Cristo Rey de Managua.

El cardenal Brenes atribuyó estas acciones amenazantes a “muchachos vagos que no tienen qué hacer” y que con estas amenazas “buscarán como sobresalir y buscarán cómo ganar puntos porque no tienen otra forma”.

Sumamente indignado, el líder de los católicos dijo que estos hechos “han sido repudiados por mucha gente y por mi parte solamente (tengo) una oración y una sonrisa, porque prácticamente esto no nos quita nada sino más bien nos da más fuerza”, agregó.

Entradas Relacionadas