adspace-728x90

la COVID-19 en El Salvador

San Salvador, 21 ago (EFE).- A Elena y Saray no solo las une la nacionalidad española, también las hermana la vocación de llevar salud a quien la necesite y eso las hizo dejar todo por un mes en Andalucía y viajar más de 8.000 kilómetros hasta El Salvador para apoyar a la nación centroamericana en el combate de la pandemia.

Ambas forman parte de un grupo de 28 profesionales de la salud de la Fundación SAMU, quienes llegaron a suelo salvadoreño a finales de julio pasado para reforzar la atención y capacitar a los empleados sanitarios locales.

La experiencia de estos profesionales se puso al servicio de los empleados sanitarios y de los pacientes del Hospital El Salvador, creado durante la pandemia para atender únicamente a los afectados por la COVID-19.

«La experiencia ha sido muy gratificante a nivel profesional y muy constructiva a nivel personal», dijo a Efe Saray Toro, encargada de apoyar a los jefes del área de enfermería de hospitalización.

Entradas Relacionadas