adspace-728x90

Biden irrumpe en estados decisivos

Se suponía que Donald Trump tenía dinero para despilfarrar y difundir avisos que acabarían con toda posibilidad de Joe Biden de ganar las elecciones de noviembre.

Meses de gastos cuantiosos en publicidad, no obstante, hicieron poco por debilitar al candidato demócrata. Y la enorme ventaja que tenía el presidente en sus arcas se ha evaporado. De hecho, fue Biden quien gastó más el mes pasado, casi el doble que su rival, según archivos de datos publicitarios.

Después de recaudar 364 millones de dólares, una cifra récord, en agosto, Biden invirtió decenas de millones de dólares en una lluvia de avisos en los estados que decidirán las elecciones. El objetivo es difundir un mensaje de liderazgo competente, responsabilizando a Trump por un año perdido por el mal manejo de la pandemia del coronavirus, la agitación social y las penurias económicas.

La campaña de Trump, por su parte, tuvo que ajustarse el cinturón y no emitió publicidad alguna varias veces en agosto para conservar recursos, haciendo que cunda el temor entre sus aliados de que los demócratas pueden emitir mucha más publicidad televisiva en la recta final de la campaña.

Entradas Relacionadas