adspace-728x90

Olivia Wilde y las absurdas amenaza

Esta semana, Olivia Wilde y Harry Styles acapararon titulares por la razón más sorprendente: fueron vistos tomados de la mano en una boda. Lo sorprendente de la razón, es que se trata de algo completamente intrascendente, pero siendo días bajos de noticias, los medios armaron revuelo con las fotos que aparecieron, captadas durante la boda de Glenne Christiaansen, y Jeff Azoff en Los Ángeles, asegurando que Wilde y Styles eran pareja sentimental y dando por confirmada una relación sentimental que, hasta donde se sabe oficialmente, no existe, entre la directora de la cinta recién terminada ‘Don’t worry, darling’ y el actor/cantante/ExOneDirection que comparte créditos con la formidable Florence Pugh y Chris Pine.

No solo es irresponsable dar por confirmado un “romance” por una foto en la que se ve a dos personas tomadas de la mano en un evento social con público. Peor ha sido la reacción de algunas fans de Styles que incendiaron las redes, exigiendo la lapidación de Wilde e incluso, amenazándola de muerte (la edad promedio de las autoras de estas amenazas, por supuesto, ronda los 13 años, por cierto).

¿Cómo es que se llega a esto partiendo de una foto inocente? Obviamente este no es el primer caso en que esto sucede: por décadas en Hollywood – y otras arenas – se ha especulado si fulano de tal anda o no con su coestrella en turno (que haya un porcentaje de casos comprobados, no obsta para que conste), o con cualquier otra persona que tenga cerca al momento de tomársele una foto.

Entradas Relacionadas