adspace-728x90

El abridor estelar Dustin May, de los Dodgers

La peor noticia que podía recibir el joven abridor de Los Angeles Dodgers, Dustin May, se la dieron este lunes los médicos al confirmarle que tendría que pasar por el quirófano y someterse a la operación Tommy John, que le costaría dar por concluida la presente temporada.

May, uno de los lanzadores jóvenes más brillantes del juego, sufre la rotura de un ligamento colateral cubital dañado, de acuerdo a la información ofrecida este lunes por los Dodgers, que se encuentran en Chicago, donde van a comenzar una serie de tres partidos frente a los Cachorros de Chicago.

La cirugía está programada para el martes en Los Ángeles y será realizada por el Dr. Neal ElAttrache.

El cronograma de recuperación generalmente cae entre 12 y 16 meses, un pronóstico que podría tener a May de regreso para el tramo de la temporada 2022.

May, de 23 años, no está programado para llegar a la agencia libre hasta después de la temporada 2026.

«Lo siento por él, lo más importante es su recuperación», declaró el manejador de los Dodgers, Dave Roberts. «Para nuestro equipo es un duro golpe. Pero tenemos muchos jugadores talentosos y solo debemos encontrar la manera de llenar ese vacío».

Los Dodgers comenzaron la temporada con una gran cantidad de lanzadores abridores de alto calibre, pero actualmente tienen cuatro abridores saludables.

Se trata del zurdo estelar Clayton Kershaw, el joven Walker Buehler, Trevor Bauer, fichado durante el descanso invernal, y el mexicano Julio Urias.

Otro zurdo, David Price, quien estaba operando desde un rol de bullpen, está sufriendo una lesión en el tendón de la corva que lo mantendrá fuera de cuatro a seis semanas.

Entradas Relacionadas